Configuración rápida de Postfix

¡Comparte nuestro contenido!

Postfix es un daemon SMTP muy flexible y seguro, al menos eso es lo que dice la documentación, pero la realidad es que, aunque en verdad es muy flexible, su configuración puede ser un verdadero dolor de cabeza si no contamos con los parámetros correctos a configurar. Una vez instalado postfix en nuestro sistema, lo siguiente que hay que hacer es configurarlo.

En ocasiones anteriores, me hubiera decantado por sendmail, dadas las épicas y cruentas batallas que tuve con él y lo mucho que sude al configurarlo, pero Postfix demostró por mucho ser más fiable y ligero que su antecesor.

Cabe mencionar, que el propósito de este artículo es: Crear la configuración necesaria para dejar funcionando postfix como servidor SMTP en un dominio plenamente funcional, lo que supone pues, que el lector está familiarizado con los conceptos básicos del funcionamiento del correo y del DNS, y que ha instalado y configurado un servidor DNS apropiadamente.

¡Dicho esto, manos a la obra!

Desde nuestro usuario actual, abrimos una consola en modo super usuario y nos dirijimos al directorio /etc/postfix (puede variar según la distribución que se use). Con nuestro editor de texto favorito, abrimos el archivo main.cf, los valores a modificar con su respectivo valor son:

inet_protocols = all
masquerade_exceptions = root
myhostname = www.tudominio.com
mydomain = tudominio.com
myorigin = $mydomain
mynetworks = 127.0.0.0/8, tu_red_local
inet_interfaces = all
mydestination = $mydomain, $myhostname, localhost.$mydomain
mynetworks_style = subnet
disable_dns_lookups = no
relayhost =
relay_domain = $mydomain
mailbox_command = ruta_al_agente_MDA (yo uso procmail)
strict_8bitmime = yes
disable_mime_output_conversation = no
smtpd_helo_required = yes
strict_rfc821_envelopes = yes
smtpd_recipient_restrictions = permit_mynetworks, reject_unauth_destination, reject_unknown_sender_domain, reject_non_fqdn_sender, reject_non_fqdn_recipient, reject_unauth_pipelining

Los valores disable_dns_lookups, strict_8bitmime, disable_mime_output_conversation, smtpd_helo_required, strict_rfc821_envelopes y smtpd_recipient_restrictions son medidas muy básicas, pero recomendadas para combatir el spam. De estas, smtpd_recipient_restrictions permite establecer restricciones a usuarios no válidos o desconocidos entre otras cosas. El atributo myorigin siempre debe apuntar a $mydomain, este valor es el que permite que nuestros mensajes salgan en la forma [email protected] Además de eso relayhost queda en blanco, dado que esa tarea la hará nuestro servidor.

Una vez terminada la configuración, guardamos los cambios y vamos a refrescar postfix con: postfix reload, con eso debería ser suficiente.

Cabe destacar que esto es una configuración muy simple, es decir aún no consideramos la cuestión del spam de forma seria, ni instalamos un antivirus, ni creamos filtros ni nada. Ya que esos temas los trataré más a detalle en otras ocasiones, de cualquier forma, en la red hay mucha información al respecto y sobre todo, la web oficial de postfix es de gran ayuda.

¡Comparte nuestro contenido!

Israel García

Docente, IT Manager, Blogger & Developer. Escribo por diversión, educo por pasión. | Grandstanding is not my thing.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares